Despertar cívico en Honduras, mi primer libro

Primer libro que Dios mediante, publicaré antes de fin de año.

tica y sociedad, despertar cívico en Honduras

Les envío la portada e introducción del primer libro que publicaré en Amazon en pocas semanas.

Tienes en tus manos mi primer libro. Comencé a fraguar la idea de escribirlo desde el 2008, año en el que junto con otros buenos hondureños, tuvimos varias reuniones para analizar los principales retos de nuestro país. Desde entonces, dediqué tiempo ilusión para conversar con mis amigos muchas de las ideas plasmadas en este libro.
El 26 de junio del 2013 es una fecha importante de este esfuerzo personal. Comencé a escribir con cierta regularidad, en los últimos meses semanalmente, sobre temas de ética y actualidad. Fui poniendo lo que salía de la computadora en mi blog personal www.eticaysociedad.org . El número de visitas e interacciones con mis lectores me fue jalando para escribir más y estudiar los temas del momento. Con el paso del tiempo se plasmaron diversos temas de la vida política y social de Honduras, comentados desde mi óptica particular.
Me embarqué en esta aventura de escritor, por un interés muy particular. Ayudar a otros a recorrer el mismo camino e implicarles en buscar una mejor sociedad. A juzgar por las más de 45,000 visitas en dos años y las palabras de aliento, puedo decir que logré dar el primer paso. Desde entonces, recorrí un largo camino comenzado con la publicación de mi primer artículo.
Cuando hablamos de mejorar la sociedad tenemos la tendencia de irnos a dos extremos. Por un lado la postura capitalista-individualista en la cual cada quien es responsable únicamente por su propio bienestar. Los demás han de hacer lo que puedan, en todo caso, no molestar nuestra tranquilidad indiferente. En el otro extremo están los de “la cultura de la eterna queja”. Esta postura abunda entre los de tendencias de izquierda. La culpa siempre la tienen los políticos y los que detentan el poder. “El pueblo” es bueno por definición y es solamente una víctima indefensa del sistema. Pueblo “infantilizado”, menor de edad perenne, incapaz de asumir un rol que no sea la protesta. Para estos la sociedad es la culpable de lo que nos pasa.
Para mí es incorrecta esa visión individualista y fría. Egoísta en otras palabras. Es incorrecta también la que nos exime de responsabilidad personal en los acontecimientos de la sociedad. Es verdad que existen injusticias en la repartición de las riquezas y que los de “arriba” a veces usan mal el poder que detentan. Al fin y al cabo, son personas igual que nosotros, con virtudes y defectos. Susceptibles de cegarse con las mieles del poder.
En este libro propongo una tercera vía. Planteo un camino de libertad y responsabilidad personal. El libro se debe leer en primera persona. Los retos sociales que nos toca vivir son un llamado urgente a practicar la solidaridad y la ética. Como vivimos en sociedad, lo bueno o lo malo de uno repercute en los demás. Nuestra mejora personal, el esfuerzo por ser más justos y responsables, necesariamente -por resonancia- ayudará a los demás.

Cambiaremos a los demás y a las estructuras injustas comenzando por ser menos injustos e intolerantes nosotros en primer lugar. También si nos implicamos, participamos y hacemos propuestas.
El libro contiene más de treinta artículos. Escogí los más relacionados con la ética, la vida social y Honduras. Pretenden ser la muestra concreta de una virtud o actitud que considero fundamental para tener un verdadero amor por nuestro país.
Tal vez lo más valioso del libro es considerarlo como un ejemplo práctico de implicación cívica en las soluciones a diversos problemas y situaciones de la sociedad. Por esto incluyo en cada capítulo algunas preguntas y actividades para reflexionar de forma personal. Bajo este punto de vista, tal vez podría tomarse como una ayuda práctica para crecer en auténtico civismo.
Está también en preparación el complemento de este libro. Intento desarrollar de forma más extensa la importancia del crecimiento personal en virtudes y hábitos. Tan necesarios en nuestra sociedad actual. Su lectura reforzará muchos de los temas iniciados en este.

Juan Carlos Oyuela
www.eticaysociedad.org
@jcoyuela

Tegucigalpa, 12 de diciembre de 2015

Comentarios