El mejor recurso para ser coherente

Eres coherente cuando te empeñas en que exista correspondencia entre lo que dices y haces. Entre lo que piensas y dices. Como estás sumergido en una sociedad perfeccionista que rechaza los errores, puedes pensar que es imposible mejorar en coherencia, sobre todo porque constatas a diario que tienes defectos y que las cosas no te salen …