Categorías
Regreso

Ética y sociedad de regreso

La publicación semanal de artículos en un diario impreso de mi país hizo que este blog tan querido quedara detenido por varios meses. Son casi siete años de estar juntos y el regreso era obligado. Aprendimos mucho en estos años. En esta nueva etapa continuaré compartiendo ideas y sobre todo escuchando y respondiendo los comentarios de los lectores. Además, en los últimos días me enfrasqué en la publicación de mi primer libro Prontuario de virtudes del que tienes información en la parte inferior del blog. Te invito a leer de forma gratuita las primeras páginas para hacerte una idea de los temas tratados.

El pequeño libro reúne los mejores sesenta artículos que escribí sobre virtudes en los comienzos de este blog. Al revisar y compilar los artículo comprobé el contraste con las temáticas actuales. Busca el libro en Amazon y dame tus comentarios. Aquí está el artículo que al respecto publiqué en Diario El Heraldo de Tegucigalpa. Es el primero de varios proyectos que están en camino. Tal como menciono en la introducción, el libro quiere ser una propuesta de esperanza con la mirada puesta en la responsabilidad personal. A veces, cuando el panorama de la sociedad se vuelve difícil, es imprescindible ser mejores para ayudar a los demás. Por otra parte, el libro contiene diversas historias y anécdotas que ilustran cómo alcanzar distintos hábitos.

Hace pocos días me llamó la atención el comentario que hizo un buen amigo sobre su abuela recién fallecida: “Nunca habló mal de nadie”. No es poca cosa tratándose del alguien que falleció casi de cien años. Pensé que si hacemos el esfuerzo diario de vivir uno de los artículos mencionados en el libro: “Si no puedes alabar, cállate” mejorará considerablemente la calidad de nuestras relaciones humanas.

Aparece como novedad en el sitio el logo de coach.me que está en la parte inferior del blog. Se trata de un emprendimiento personal de coaching con el que procuro ayudar a varias personas a mejorar en sus hábitos de vida productiva y saludable. Un detalle tan pequeño como vivir todos los días la puntualidad tanto al acostarse como al levantarse le está cambiando la vida a uno de mis amigos que está tomando el programa. Después de ver los resultados en varios meses compruebo que vale la pena. Si quieres más información escríbeme.

Me comentó Alejandro que piensa cambiar su automóvil. A raíz del artículo “Los lujos y las necesidades” aparecido hace tiempo en la columna de Ética y sociedad está pensando en cambiar su automóvil por uno no tan ostentoso. Este buen amigo dijo algo parecido a esto: “Aunque no parezca, pero esos escritos van dejando una semilla de buenas ideas”. Este comentario me recordó la noticia reciente Sadio Mané, jugador del Liverpool, que a pesar de ganar un sueldo de millones tiene sus razones para no cambiar su celular roto.

La segunda etapa del blog dará continuidad a los más de cien artículos publicados en Diario El Heraldo en casi tres años. Intentaremos, igual que antes, continuar sembrando buenas ideas, anécdotas y artículos.

Me alegra leer como siempre tus comentarios.

Juan Carlos Oyuela