Categorías
Caridad

Piensa mal y acertarás

Tal vez la desconfianza en los demás es una de las conductas más difundidas en nuestro tiempo. Tememos tanto ser engañados, buscamos con tantas ansias las seguridades y las certezas que sin darnos cuenta caemos en el defecto de perder la fe en las personas. Dudar, poner en tela de juicio a los demás puede parecer una postura madura y objetiva. Es posible que sea consecuencia del relativismo pensar que detrás de cada supuesta verdad existe un truco, un engaño oculto. Ser suspicaz y desconfiado podría parecer una postura inofensiva, sin embargo, perder la fe en la humanidad tiene más consecuencias de las que parece.

Mi escepticismo me llevó a investigar con más atención este curioso manual del empleado que calló en mis manos. Es posible que sea el más breve del mundo empresarial.

Deja un comentario